Me gusta muchísimo cómo queda el bronce aplicado en la decoración. Esta aleación de estaño y cobre proporciona un toque muy especial ahí donde la coloques, aunque se había considerado como un elemento, digamos, “pobre”, para dar siempre protagonismo al oro o la plata. Pero sus posibilidades son enormes en el mundo del interiorismo. Genial para ambientes rústicos, sobre todo en la cocina, pero también aplicables en el estilo industrial o en el escandinavo. Hoy veremos algunas ideas para introducir este material en la decoración de tu vivienda, verás que conseguirás hacerlo de una manera elegante y muy bella. ¿Te apetece comprobarlo? Pues vamos a ello.

 

MARMOL

Ventajas de este material

Utilizar este material en la decoración de tu vivienda te va a permitir utilizarlo en ambientes exteriores e interiores, tanto en muebles como elementos decorativos hasta en techos y suelos. Su gran versatilidad lo hace perfecto para cualquier espacio y estilo decorativo, ya que prácticamente todo puede estar confeccionado en bronce, como vamos a ver a continuación.

Las lámparas

Uno de los elementos de la casa que más me gusta cómo queda en bronce son las lámparas. Son conocidas las del diseñador Tom Dixon, aunque cualquier diseño puede quedar de maravilla con este material, ¿no te parece?

Con qué colores combinarlo

El bronce se complementa muy bien con tonalidades neutras, con pasteles, tonos tierra e incluso con colores más vivos. Vamos, prácticamente con casi todos los colores. También queda de maravilla combinado con madera, de un color clarito si deseamos que el objeto de bronce resalte sobre todo los demás.

Detalles en los muebles

Otra manera de incorporar el bronce en tu decoración es a través de pequeños detallesintegrados en un mueble. Entero me resulta excesivo, pero queda muy elegante si una mesa de madera, por ejemplo, lleva las patas de bronce, o los tiradores de un armario…

En el cuarto de baño

También queda muy chulo en el cuarto de baño. Puedes escoger la fontanería confeccionada en este material o incluso las tuberías que quedan a la vista, para un toque muy industrial que seguro que no deja indiferente a nadie.

Pequeños detalles en cobre

Me encanta cómo queda en la cocina. Puedes colgar unas sartenes y cazuelas de bronce y dejarlas a la vista, también puedes introducirlo en la grifería o en algún cuenco que coloques a modo de decoración en esta estancia o incluso en la entrada de tu vivienda, por ejemplo. Conseguirás un ambiente rústico muy especial con este tipo de acabados, ya que estos detalles son los que marcarán la diferencia.

En la cocina

Además de en estos detalles decorativos, también puedes poner paneles de bronce detrás del fregadero o de la zona del fuego, por ejemplo. También en los armarios, para darle un ambiente muy sofisticado, o incluso en los muebles, complementado con madera e hierro, para darle un toque industrial chulísimo a tu cocina.

Mejor no abusar

Mi recomendación si quieres utilizare este material es que no abuses de él, puesto que si te pasas puedes recargar demasiado y el efecto pierde toda su elegancia y sentido. Con pequeños detalles se pueden conseguir una preciosa decoración, como vas a poder ver a continuación en la galería de fotos en la que he incluido distintas ideas que te pueden inspirar a la hora de escoger este material para decorar tu vivienda con mucho estilo. Recuerda que en el mundo de la decoración, en muchas ocasiones, menos es más, y aunque todo es cuestión de gustos, creo que merece la pena hacerlo por defecto que pasarse por exceso. Se trata de buscar unequilibrio, ¿te animas a intentarlo?